martes, 25 de abril de 2017

Sinsentido 10


Si hay algo que nos une a la mayoría de personas son los pudieron ser pero no han sido, los qué hubiera pasado si… los que pasó para que todo cambiara.

Y es que nuestra vida es un conjunto de “y sis” y un único es, dejándonos con la eterna duda del qué hubiera pasado…


La debí haber besado,
o no, no lo sé.
Debí haber estudiado,
haber bebido menos esa vez.
No tenía que haber comido tanto,
ese postre sobraba lo tuve que ver.
A ese gilipollas no haber contestado,
o quizás estado antes contra él.
No sabemos qué hubiera pasado,
eso no se puede saber
si ella era la elegida o una de paso,
si yo un niñato por aprender,
¿Si me hubiera atrevido hubiera ocurrido algo?
¿Perdí lo que no tenía que perder?
Más oportunidades haber aprovechado
o no haber viajado tanto
soy lo que soy gracias a mis decisiones
es lo único que sé.
Menos qué hubiera pasado
y más no me arrepentí de nada
Y volver a beber
Volver a comer, aprender, conocer y perder,
Y asumir que eso significa respirar

¿Debí haber acabado este escrito rimando? 

sábado, 22 de abril de 2017

Ella


      Ella tan independiente como siempre, cabrona en ocasiones, justa cuando le apetece, buena en general.

Difícil de conquistar, nadie la controla y por eso merece la pena, te sorprende cuando menos te lo esperas, te prueba para demostrar que eres digno de ella.

No se deja persuadir, es ingrata y grata a la vez, exigente y dulce, bella y aterradora, con manga ancha y delicada, fácil de dañar...

Libre para hacer lo que quiera al margen de lo que tú quieras.

Se apunta a todo, si la sigues te llevara a sitios sorprendentes, si no la perderás para siempre.

Su nombre es vida, no es tuya, no es de nadie, no la controlas, solo tienes que aceptar las oportunidades que te ofrece, cuidarla y dejar que te sorprenda, nunca desconfíes de ella.

Siempre estará contigo mientras le dejes estar.

miércoles, 19 de abril de 2017

Ataraxia



Cierro los ojos y escucho la música,

siento el viento en mi cuerpo, el aire en mis pulmones…

me paro y entonces me muevo, agito los brazos para calentarlos, desentumecerlos, salto sobre mis talones, muevo la cabeza de lado a lado.

El mundo ha desaparecido,

los problemas ya no existen,

siento un momento de felicidad.

Giro sobre mí mismo,

bailo sin saber bailar importándome cero lo que piense la gente de mi al pasar.

Lanzo las pelotas al aire y me hago uno con la gravedad, con el ritmo de la música, siento cada golpe, cada nota.

Recojo las pelotas al son de la melodía y las devuelvo al aire donde pertenecen,

mis movimientos van acordes a ella y a los malabares que son mi vida.

Giro, hago muecas, salto, me encojo, me doblo, soy yo mismo, el resto da igual.

Se me cae una pelota y me agacho, no importa, solo disfruto.

Nada tiene más valor que ese momento de lucha contra la gravedad, de lucha por intentar hacer lo imposible, que el disfrutar de la música, aquello que hace que los humanos valgamos la pena, poder llegar a los sentimientos de las personas, controlar cada musculo, evitar darle importancia a las miradas que no la tienen, solo me dejo llevar y mis malabares me acompañan formado parte de mis extremidades.

Un momento de respiro entre tanta realidad, unos segundos de ser verdaderamente feliz.

La vida en ese instante tiene el valor que se merece.

La música para, dejo caer las pelotas, abro los ojos.

sábado, 15 de abril de 2017

Los señores de los bancos

El camino de casa al tren a las 6 de la mañana se ve envuelto en miradas de aquellos que se han convertido en señores de los bancos, señores que viven la noche y el día en esa misma ciudad a la que todos hacemos oídos sordos y miramos para otro lado.

Caras tristes y cansadas de los que apenas duermen sabiendo que cada día será el mismo que el anterior, un continuo atrapado en el tiempo del que no pueden salir y en el que solo les queda esperar.

La ciudad en silencio acostada en sus mullidas camas en lo que borrachos pudientes, jóvenes que viven la noche de forma muy distinta a los señores, rompen ese extraño ruido insonoro de las calles que podrían considerarse vacías, solo estan quienes en silencio allí se encuentran, tapados con lo que pueden, con historias tras de sí que nos negamos a reconocer, con una personalidad a la que no damos creencia.

El traqueteo de mi maleta al rodar por el pavimento camino de la estación despierta la atención de estos supervivientes, personas que en un tiempo fueron visibles y que ahora forman parte de un decorado triste y decadente al que nadie hace caso.

Vidas paralelas que comparten el mismo espacio.

viernes, 7 de abril de 2017

Fetsac 2017 (Dias 3 y4)


Estos dos últimos días de festival han sido un no parar. El miércoles con la conferencia de Pedro Pitarch “Post Post, el mapa impuesto al territorio” donde nos mencionó entre un montón de palabras complejas, la importancia de la sociedad y las masas para construir ciudad.

La arquitectura genera espacios, pero a su vez un festival y elementos puntuales masivos del estilo también generan un urbanismo interesante.

La conferencia del último día (jueves) de Pablo Blazquez  “Ver lo invisible” nos hizo pensar sobre el paso del tiempo y el movimiento de piedras, literalmente.

La arquitectura, pese a que tratamos de mantenerla estática en el tiempo y pese a que sus piedras son elementos inertes, tiene en realidad vida propia, los monumentos se mueven de un sitio a otro viendo mundo y diferentes culturas, se impregnan de las personas que los visitan al igual que dichas personas se llevan a casa algo de ese monumento, las casas se habitan, se transforman y finalmente, con el paso del tiempo, se caen y mueren después de haber vivido muchas historias, de haber crecido y haberse transformado.

Dicho esto se nos plantea una pregunta, ¿Hasta qué punto la catalogación de edificios y fachadas, o la protección de monumentos tiene sentido? Fueron creados para cumplir un cometido, simplemente eso.

Hay que asumir el paso del tiempo, hay que asumir que las cosas acaban desapareciendo no sin antes haber dejado un rastro tras de sí, las piedras se mueven, viajan a distintos lugares hasta el punto en que la tierra es una sola y todo esta interrelacionado.

Me ha quedado mucho por ver en estos días pero he contado mi experiencia que no es ni la mejor ni la peor.

Estos días de la Fetsac saca lo mejor de nosotros como arquitectos, vemos que no todo es escuela, vemos que no todo es puteo y estar jodidos por algún profesor gilipollas, vemos que hacemos esto porque queremos, porque nos gusta, porque pese a que nos quejemos, es nuestra vida y no la cambiaríamos por ninguna otra, ¿Somos gilipollas? En el sentido bueno de la palabra si, ¿Estamos locos? Puede ser, eso que lo decida cada uno, pero si estamos aquí es por algo y bajo ningún concepto buscamos que nos entiendan y mucho menos que alguien nos diga para qué valemos y para qué no.

Esta es una carrera de aguante, y como cualquier maratón se trata de seguir corriendo a tu ritmo hasta alcanzar la meta.

El “Hola chavales” no habrá sonado este año, pero la Fetsac sigue cumpliendo su cometido gracias a los alumnos de esta escuela.

Un saludo, y volveremos el próximo año.

martes, 4 de abril de 2017

Fetsac 2017 (Día 2)


 Segundo día de la Fetsac con dos conferencias un tanto curiosas de las cuales solo mencionare la primera, ya que la segunda como su nombre mostraba era un poco fake.

“Turismo parece, ciudad es. Benidorm” de mano de Ergosfera

Benidorm ciudad turística por excelencia con una densidad edificatoria y de personas por encima de lo normal. Si construyéramos siete Benidores en la costa de España, todas las playas serian vírgenes por lo que, ¿Esa mentalidad de urbanismo densificado es tan mala como creemos?

Esta charla nos ha dirigido la vista a donde solemos evitar mirar haciéndonos darnos cuenta de las escalas de grises que esta ciudad lleva consigo y de su riqueza urbanística enterrada en el turismo.

Una ciudad plenamente de servicios obviando completamente la industria. Una ciudad en la que los movimientos de población a lo largo del año no varían con los saltos entre verano e invierno a los que estamos acostumbrados, una ciudad en continuo movimiento y que cumple con su misión turística con la que estuvo planeada desde un principio.

Al margen de todo lo malo y lo bueno, y del gusto de cada uno, Ergosfera nos ha contado lo que hay, buscando riqueza hasta en la basura, especificando especialmente en el Ensanche de la playa de Levante donde predominan los apartamentos y los hoteles y el espacio público se ve reducido a su mínima expresión. Una ciudad donde pese a ello es difícil diferenciar entre lo público y lo privado. Una ciudad planificada en un principio pero que luego ha ido creciendo a gusto de los habitantes evolucionando en algo más, dejando las ilegalidades a un lado.

La mezcla de planificación y no planificación lleva a la ciudad a tener una riqueza en cada esquina, allí todo vale, desde el rascacielos más cutre a pequeñas obras de arte, cada uno monta su chiringuito llegando a convivir gente de todo tipo.

El hecho de que la gente repita Benidorm como destino, de que la gente prefiere el tumulto que ahí se ofrece a la tranquilidad, la rotura de límites entre lo construido y no construido, nos hace ver que nuestro pequeño “Las Vegas” no es solo la fachada que nosotros vemos en las postales.

lunes, 3 de abril de 2017

FETSAC 2017 (Día 1)


      Y comenzamos la FETSAC 2017 bajo el titulo de este año “Trashumancias”, para quienes no conozcan qué es esto, estamos hablando del Festival de arquitectura de la escuela de A Coruña, escuela que tendrá muchas cosas malas, muchiiiiisimas, pero desde luego sus estudiantes pueden hablar de este festival con orgullo.
Y es que esta semana podría considerarse la única semana del año hecha por y para los futuros arquitectos que se “forman” aquí.
Cuatro días, de lunes a jueves, de conferencias y talleres que hacen que volvamos a recuperar nuestra fe y gusto por una profesión que a base del mal control de esta escuela hace que acabemos algo desgastados.
Cuatro días que hacen que recarguemos de una forma u otra las pilas con las que empezamos hace ya algunos años.
Comenzamos.

LUNES (DIA 1)
Comenzamos con el ya tradicional desayuno en la escuela seguido por el video de inauguración en el que hemos echado de menos el “Hola chavales, que pasa, soy la Fetsac”
Pero pese a que los besotes este año no han estado presentes, la conferencia a manos de nuestra excompañera Maria Fandiño “Pasajero, paraje y paisaje” ha sido un perfecto arranque para lo que nos espera.
Esta arquitecta paisajista nos ha hablado de algo que en ocasiones obviamos y a veces detestamos debido a nuestras malas experiencias con la asignatura de urbanismo, el paisaje como parte de la arquitectura y parte importante en la sociedad de hoy en día.
El paisaje no como el mero medio físico y visual, sino como algo intrínseco de cada persona, como razón de la voluntad de desplazamiento que lleva al ser humano con el tiempo a querer un cambio de lo que está acostumbrado. La aparición del turismo fuente importante de economía.
El paisaje es cultura de un lugar formado por la naturaleza y lo creado por el ser humano, con el tiempo la velocidad turística ha aumentado tanto y a tanta velocidad que los territorios están empezando a no soportar tal carga. Estamos perdiendo el paisaje.
Estudios de Erich Fischer mencionados en la conferencia nos demuestran como el propio ser humano genera el paisaje, como las ciudades sin sus ciudadanos y turistas no serian nada.
La naturaleza no tiene por qué dejarse estancada en la misma posición, los seres humanos estamos más que capacitados que cambiarla y moldearla pero siempre teniendo en cuenta que hay que proyectar acorde a las dinámicas del territorio.

Y es que al fin y al cabo ya no hay apenas cosas que no estén tocadas por el hombre, no hay que olvidar que desde las ciudades hasta los campos agrícolas, también son paisaje.

Dirección a-Fetsac 2015

sábado, 1 de abril de 2017

Sinsentido 9

Nos hacemos más viejos
pero no más sabios,
Somos los mismos de antes,
mismo corazón, distintos recuerdos,
no estamos solos y sin embargo
vemos que falta algo,
no todo es perfecto.

Somos felices no es nada serio,
solo un sentimiento de lo que pudo ser
un te quiero perdido en el viento,
son esos miedos los que nos metieron
en esta absurdez sin respeto,
una caída sin entendimiento.
un adiós sin hasta pronto,
un encerrarnos bien adentro.

Más experimentados…
De eso se ha encargado el tiempo.
Con más arrugas y recuerdos…
Mismos pensamientos.
El futuro se hizo presente,
ese del que hablábamos
en las noches de verano e invierno,
se convirtió en dos vidas distintas,
con otras dos que con los años surgieron.
Soy una sombra de mi pasado,
un sueño hecho cierto,
con lo malo y con lo bueno me quedo.
Ahora queda disfrutar de cada aliento
y no perder lo aprendido,
recordar cada corazón roto,
recomponerlo con acero.


miércoles, 29 de marzo de 2017

Cuestión de Bisutería


Tengo un montón de gentuza a la que demostrar lo que valgo.

Soy una persona rencorosa, no creo que las cosas deban perdonarse solo porque pase el tiempo.

Las cosas deben de tener el mismo efecto que en el momento que se hicieron.

El tiempo no lo soluciona todo, los daños no prescriben.

Aprovechados y chupasangre hay en todas partes, solo espero que en algún momento se les acabe la suerte que les caracteriza y se den de morros contra el mundo real.

Tengo a un montón de mierdas a los que agradecer haberme hecho como soy ahora, el apoyo y los ánimos ayudan para ser feliz, pero esta gente, al contrario de pasar por mi vida como algo bueno, decidieron animarme a llevarles la contraria y dejarme las ganas de demostrarles que soy mejor que ellos.

Tal vez no lo sea en el mismo momento en el que me los crucé, pero si en el futuro. Me animaron a seguir, a evolucionar, a mostrarles cómo realmente soy.

Tengo claro que haré cuanto esté en mi mano por superar a quien fue mi enemigo en su día (indiferente en la actualidad)  siempre tranquilo, siempre paciente ya que, si tuviera que pegarme con todos los gilipollas de este mundo, hoy no respiraría para poder demostrarles que lo son.


lunes, 27 de marzo de 2017

Sinsentido 8


Lanzar las pelotas al aire y esperar a que caigan para volverlas a lanzar,

Luchar contra banderas, contra el temporal si cabe, no dejarse maltratar,

Valorarse antes, que nadie te impida pasar,

Marcar la base, seguir el ritmo hasta acabar,

Empezar de nuevo, que no te digan no podrás.

Esta vida son dos días, no hay tiempo a parar,

Descansar mientras disfrutas,

Guardar recuerdos, a nada renunciar,

Probar cosas nuevas, tener criterio, no dudar.

Siempre ser tú mismo,

Si alguien te transforma, que no sea para mal.

viernes, 24 de marzo de 2017

El teatro de la vida


Soy de callarme mis mierdas porque si las suelto me iría a pique.

De ser feliz aunque no lo sea, un estuche que guarda muchos rotuladores negros aunque por fuera parezcan de colores.

Escribir me ayuda a seguir adelante, es una manera de ordenar todo el jaleo que tengo por dentro, no soy optimista, no pienso bien de la gente, no confío con facilidad y tengo que reconocer que mi egocentrismo me supera.

Muestro un pesimismo claro en forma de broma aunque sea real, un derrotista que no piensa lo que dice y que cree que pocas cosas tienen arreglo.

Creo que la política fue el primer error de la humanidad, la necesidad de situarse por encima de los demás, que el dinero lo corrompe absolutamente todo y el poder lo tienen unos pocos que no lo merecen.

Creo que para los puestos de importancia la exigencia es mínima, que más del cincuenta por ciento de la población son una panda de gilipollas pero inteligentes, gente sin moral alguna que vale para tener éxito en un mundo que está hecho un desastre.

Creo que la educación en este país esta yéndose al garete debido a que no la controlan más que inútiles a los que no les importa nada más que la ganancia, creo que los propios trabajadores de la materia que podían hacer algo no lo hacen porque les da igual.

Creo que la vida no es más que un teatro en el que el mundo es el escenario y aquellos que nos rodean, el público al que agradar.

Nos pasamos nuestro día a día actuando ser alguien que no somos.

Actuamos ante nuestros padres en el papel de hijo perfecto, ante nuestros hermanos en el papel de hermano mayor, mediano o pequeño.

Tiramos del papel de pringado cuando hablamos del resto de familia o algún que otro grupo de amigos.

Ante los profesores y jefes, ser un adulto responsable, ante nuestra pareja, ser mejor que nadie, ante nuestros amigos, la preocupación hacia ellos y la despreocupación hacia ti.

Fingimos interés, sentir, hacemos creer que todo el mundo tienen un valor para ti, que dependemos de ellos.

De lo que pensamos a lo que mostramos hay un salto llamado respeto, sin él no existirían más que los monstruos de nuestro interior.

Por eso mantengo mi respeto hacia las opiniones contrarias a lo aquí plasmado, estas son mis creencias escritas de forma brusca y clara validas única y exclusivamente para mi, nada de lo mencionado tiene más valor  que el que le da cada uno.


Imagen sacada de internet

jueves, 9 de marzo de 2017

Adios


Oriol y Dakota, dos personajes que me han acompañado desde hace ya un tiempo, unos nombres de los que me apropié sin pedir permiso y a los que les he cogido cariño como si de dos personas reales se trataran.

Oriol, un entrañable idiota, un sensiblero que antepone el amor a sí mismo, que sufre y aprende, un romántico sin cura…

Dakota, una rompecorazones, un recuerdo, una idea, independiente, soñadora…

Dos personajes de una etapa pasada, de unos pensamientos que han cambiado con el tiempo, símbolo de algo en lo que no creo, protagonistas de un cuento de hadas, de una personalidad que no existe.

Es hora de dejarlos marchar.

Gracias chicos, me ayudasteis mucho en su momento, ahora solo me queda deciros, hasta nunca.

sábado, 4 de marzo de 2017

Sinsentido 7

Sin música no sería yo,
y yo sin yo no sabría ser,
ya que solo conozco mi forma de ver
mi personalidad mi voz.

Nos preocupamos más de la cuenta
sin fijarnos que nadie nos niega
una realidad que nos inventamos,
para diferenciarnos, estar asustados,
la música une a las personas,
los sentimientos quedan ahogados,
seas negro, blanco judío o cristiano
todo son etiquetas, ponérsela es lo malo.

Soy una persona eso es todo,
hombre o mujer no entra en el caso,
alguien a quien proteger del derecho ultrajado,
alguien que cierra los ojos ante una melodía
y sueña en vano.

Con una realidad fuera de ideologías,
fuera de grupos y estados,
al margen de diferenciaciones,
de autoflagelación, horrores pasados,
en los que nadie tiene que ver,
casi todos ya marcharon,
y los que quedan solo ven
prejuicios y problemas
sentimientos amargos,
en vez de la música que separa
al animal del ser humano.

Las melodías nadie las juzga,
ahí todo somos ...



sábado, 25 de febrero de 2017

Sinsentido 6

Gritando al aire me sumerjo entre los mares
donde no me detiene nadie.
Esa voz que uno siente
aunque normalmente calle.

Y es que quiero estar ausente
de ese deprimente valle,
ir contra corriente,
para qué ser alguien.

Pasear ante la luz inerte
de una luna menguante
sintiendo el frio de la noche,
viviendo lo que me place.

Como persona ser un desastre,
de libertad siempre presente,
ser autentico, un don nadie,
ser feliz del resto ausente.

Y gritar, y sentir, no callar,
nunca mentir.
Correr hasta palpitar,
rendir cuentas al final,
y nunca pagar porque la verdad,
nadie la quiere oír,
esa que dice que es más feliz
el que hace lo que quiere,
que quien se preocupa por aparentar.

Y bailar y llorar y beber
hasta sentir.
Que los sueños son realidad,
que la sangre puede hervir.
La tierra tiene lo que nos da,
solo hay que saber disfrutar
y nunca llorar,

nunca pedir.

jueves, 23 de febrero de 2017

Recuerdos del pasado (Vol 2/2)

Este segundo y último escrito hallado en el cajón de mis recuerdos fue escrito en el 2001, un cuentecito de los primeros a los que siguieron otros muchos de un principiante a escritor.

H


istoria del tigre que quería ser un ratón


Ërase una vez un tigre que los ratones se reían de él. ¿Por qué no podré ser un ratón dijo el tigre mirando a otro ratón que se reía. Entonces otro ratón que estaba dando clases de magia le oyó. Al ratón le dio pena y como estaba distraído le dijo el profesor ¿Juan a la esquina!. El ratón quería ayudar al tigre pero no sabía hacer esa clase de magia. El ratón Juan, que así era su nombre, se acercó al tigre y dijo: A lo mejor te puedo ayudar y dijo el tigre ¿Qué? Pues que te he oído y me ha dado tanta pena que he decidido ayudarte. Al tigre no le pareció mal que le ayudara el ratón y aceptó. Bien, este es mi plan, tu asustas a los ratones y yo me encargaré de lo demás. Entonces así hicieron, mientras el tigre asustaba a los ratones, que le costó, Juán aprovechó para entrar en el despacho del profesor para coger el papel donde escribía esa clase de magia. Después de haberla encontrado se largó y después de haber salido la leyó e hizo que se convirtiera en ratón.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

lunes, 20 de febrero de 2017

Recuerdos del pasado (Vol 1/2)

Escrito del 2002 encontrado hace poco en el cajón de mis recuerdos, de aquellas tenia la friolera de 8 añitos y lo dejo aquí tal cual está, nada de re ediciones.


LA MÁQUINA DEL TIEMPO


H
ace algún tiempo, como en 1559, un inventor intentaba convertir una nave muy pequeña en una muy grande por medio de un chip que había inventado él.

- Ojalá que esta nave que he hecho se convirtiera en una máquina del tiempo, pero he descubierto que es imposible, dijo. Bueno, no me queda mas remedio que tirarla, ¡esto es lo que voy a hacer!. Después de mi estupenda comida, que va a hacer mi robot, me acerco al contenedor y la tiro.
Pero cuando se acercó al contenedor, unos niños se acercaron y dijo uno:
-          ¡Mira que nave tan chula!, ¿la has hecho tu, señor?.
-          Si, dijo el inventor tan contento de que podía dedicarse a hacer juguetes.
Los niños, en cuanto lo cogieron, sin querer, le dieron al chip un golpe haciendo que se metiera mas dentro y que empezara acrecer con el juguete. ¡Era increíble! Que el sueño del inventor se había vuelto realidad, lo único es que no había metido el chip muy dentro.
-          Güay dijeron los niños ¿Cómo lo has hecho?
-          Es una máquina del tiempo, soy inventor ¿sabéis? Y me gustaría que vinierais conmigo al pasado ¿queréis?
-          Si, inventor, dijeron los niños.
-          Llamarme profesor, p0or cierto, ¿Cómo os llamáis?
-          Yo Rodri y mi amigo Sam.
-          Bueno, pues a qué esperamos? Todos dentro de la máquina del tiempo. ¿a dónde vamos? Yo siempre he querido ser caballero, así que nos vamos a la edad media ¿Vale?
-          ¡Si!
-          Pues allá va, Rodri, dale a esa palanca, Sam, dale a ese botón y a la Edad media.
-          ¡Bom!
-          ¿Qué ha pasado? ¿Dónde estamos?
-          Estamos en la Edad media chicos y por lo que veo ahí hay un caballero.
Era un caballero muy alto y muy cortés por lo que se veía. Estaba encima de un caballo y llevaba puesta su armadura.
Y por lo que veo ahí está el castillo con sus banderas, dijo el profesor. Pero antes de decir mas cosas, pasó por delante suyo una flecha y llegó a parar al combustible de la máquina.
-          ¡Oh no! Además que el caballero nos ha disparado, nos han dado en el combustible, dijo Sam.
-          Quietos ahí, no os escapéis, dijo el caballero.
-          Debí de traerme mis herramientas, porque sin ellas y sin nuevo combustible no puedo hacer nada dijo el inventor.
-          ¿Qué es eso?
-          Esto es una máquina del tiempo y tu nos la has estropeado.
-          Lo siento pero  ¿Eres un mago?
-          Pues claro que..si, si, soy un mago.
-          ¿Qué haces profesor?
-          Estoy intentando que se lo crea y seamos bienvenidos al castillo.
-          Bueno si eso te hace feliz hazlo, pero a nosotros no nos metas en esto.
-          Y ¿Quiénes son estos?
-          Son mis ayudantes.
-          Pues parece que nos ha metido en esto Sam.
-          Bueno, pues si sois quien decís ser, venid a Japenburgo, allí seréis bien invitados ¿Vale?
-          Si.
-          Te acordarás de ésta, te acordarás.
-          Lo siento, era lo único que podíamos hacer, y además ha funcionado ¿no?
-          Si, pero ¿Qué vamos a hacer con la máquina?
-          Tranquilo, el chip se puede sacar un poco y se volverá a su tamaño normal, ¿lo ves?.
-          ¿Cómo lo habéis hecho?
-          Somos magos, ¿Recuerdas?
-          Ah si.
-          Y ¿Qué vamos a hacer con el combustible?
-          Puedo hacer otro con monedas de plata que nos dará el Rey.
-          Bueno, ya hemos llegado, dijo el caballero. Vamos al castillo.
-          Oye caballero ¿tu crees que el rey nos dejará monedas de plata?
-          Si haces una prueba si,
-          Ah vale, gracias.
-          Bueno , ya hemos llegado al castillo
-          Eeee...., los de arriba, que llega un mago y no podemos esperar, es una misión importante.
-          ¿Quién es?
-          Raimon y tengo prisa.
-          Vale, ya abro.
-          Muchas gracias, y ahora a ver al Rey
-          ¿Cómo se llama el Rey?
-          Juanfom.
-          Hola alteza
-          Hola, hola, hola, éstos son magos que necesitan ayuda.
-          Lo que queremos es plata.
-          Vale, pero tenéis que matar al dragón que está en las colinas, ¿Vale?
-          Si, pero ¿Cómo vamos a matarle?
-          Eres mago ¿no?.
-          Si..si..claro, cómo se me podía haber olvidado.
-          ¿Qué vamos a hacer profesor?
-          Ya se me ocurrirá algo, y ahora callaos.
-          Señoría, ¿Nos podrías dar tres espadas?
-          Si claro, y ahora marchaos.
Los tres se fueron a las colinas pasando ríos y en cuanto llegaron los tres empezaron a temblar.
-          Grrrrrrrr....gruñó el dragón
-          Yyyyy....¿ahora?....¿Qué hacemos? ¡Tu dijiste que si al Rey, así que tu nos salvas del dragón!.
-          Vale, yo os salvaré con las espadas, pero vosotros le entretendréis.
-          ¿Y cómo le entretendremos?
-          Tirándole piedras, y ahora empecemos la caza del dragón.
-          ¡Tonto quémame!
-          No, ¡Quémame a mi!
-          ¡No, a mi!
La primera espada no se clava, así que ¡todos a la nave!, pero se va a estropear con las llamas. ¡Es verdad, las llamas rebotan en la nave y quemarían al dragón!, así que meteros en la nave y haced que la pegue una llamarada.
-          ¡Vale!
-          ¡Eh, dragón, estamos aquí!
-          Fffff.......
-          ¡Está funcionando!, ¡Se está quemando y se ha muerto!
-          Chicos, vámonos al castillo con la garra del dragón para que sepa que le hemos matado.
-          Bueno, ya hemos llegado
-          ¿Quién hay ahí abajo?
-          El mago con la pata del dragón
-          Vale, abro.
-          Hola alteza, ya hemos matado al dragón.
-          Y por matarle te daré las monedas, aquí tienes.
El profesor se pone a arreglar la nave para volver a casa, pasó una hora y por fin lo hizo.
-          ¡Lo hice!, ahora colocaros aquí y ya está. Todos a la nave.
-          ¡Bom!
-          Por fin en casa, dijo Rodri.
-          Bueno, nos tenemos que ir, ¡Adiós!
-          Y yo también, ¡Adiós!

FIN