miércoles, 25 de septiembre de 2013

Salud, dinero, amor y... tiempo.



Salud
Se pararon en plena calle, o mejor dicho, la calle se paró ante ellos mientras seguían caminando el uno hacia el otro.
Ya no eran los mismos de aquella vez pero se reconocieron nada mas verse.
Él ya no era musculoso y de buen aspecto, había cambiado su porte alto y erguido por un bastón y una espalda ligeramente encorvada.
Ella, ya no tenía la piel tersa y suave, aunque para él seguía siendo tan bella como la primera vez que la vio.
Siguieron avanzando el uno hacia el otro no sabiendo cómo comportarse.
Dinero
Él ya tenía nietos estudiando distintas carreras y un hijo con trabajo fijo en cuya casa ahora vivía por no vivir en soledad. Ella, bueno, no debía llevar mala vida juzgando a plena vista.
Aun recordaba lo que no funcionó de todo aquello y se dio cuenta de cómo ese problema ahora ya no existía en sus vidas, cuando uno es joven el futuro es incierto, y mucho mas en aquella época de pobreza que por suerte su hijo no llegó a experimentar. Él, sin trabajo ni medios para ganarse la vida, no habría tenido ninguna posibilidad de seguir con aquella relación más utópica que real. No había habido ningún problema entre ellos, simplemente no pudo ser.
Amor
Los recuerdos de aquella noche se iban haciendo aun más intensos a medida que la distancia entre ellos se acortaba, para él había sido su primer amor del que nunca se había olvidado, un baile, una mirada y una noche que ni en sus sueños había podido repetir.
En el trascurso de esa noche, ella le había importado más que cualquier otra persona que conociera de antes, pero todo lo habían tenido en su contra, y ahora se arrepentía de no haberlo intentado.
Tiempo
Ahora se planteaba qué hubiera sido de sus vidas si hubieran seguido juntos como los dos habían querido, él había sido feliz, había conocido a otra persona que en un futuro se había convertido en su mujer y con la que había tenido al hijo que ahora le mantenía, pero aun así, siempre se había preguntado qué hubiera pasado si aquella noche no se hubiera quedado en aquella noche, si en ese momento se hubiera dado cuenta de que todo aquello merecía la pena. La miró a los ojos ya a apenas unos metros de distancia y tristemente se dio cuenta de la realidad, ella había sido el amor de su vida y lo había dejado marchar como si de un lio de una noche se tratara.
Ya no quedaba nada de aquello que se pudiera recuperar, ya era demasiado tarde, no había tiempo, bajó la cabeza y sus pasos se cruzaron como si ese encuentro no hubiera tenido lugar.
Salud, dinero, amor y tiempo. Poco  a poco la calle fue recuperando su velocidad a medida que ambos se alejaban el uno del otro como si nada de aquello hubiera ocurrido, como si de dos desconocidos se tratase, como si ese baile, esa mirada y esa noche, nunca hubiera existido más que en sus sueños y sus deseos.

10 comentarios:

  1. Toda una historia, Rendan.

    Me has puesto un nudo en la garganta. ¡La de descartes que hacemos a lo largo del tiempo!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angela, nunca sabremos si los descartes fueron buenos hasta que los haces.

      Eliminar
    2. Romantiquísimo Rendan, muy bien hilado.

      Saludos y bonita semana.

      Eliminar
  2. Es duro y cruel pero romántico y nostálgico al mismo tiempo. Duro y cruel como la vida, nostálgico y romántico como esos amores que pasan por delante de nosotros y no somos capaces de distinguirlos de los pasajeros.

    Muy bueno, Rendan.

    ResponderEliminar
  3. Elegimos bien??? Sólo el tiempo tiene la respuesta y a veces ni siquiera él. Siempre digo que las cosas no ocurren por casualidad, tu historia retrata la de muchas personas que dejaron pasar una oportunidad, ¿qué hubiera pasado de haber mantenido la mirada?
    Me ha conmovido esta historia, Rendan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Dinero, amor y tiempo ; una tríada que nos lleva al indefectible silencio de la soledad.HHHermoso relato.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Compañero Rendan: el concepto es bueno, vas directo a lo que realmente quieres contar y es una historia, una reflexión realmente importante. El título: original incluyendo su participes enunciados. En cambio, noto que algo falla en la construcción de algunas frases como por ejemplo un "había habido"

    ResponderEliminar
  6. (continuo aquí por un problemilla)

    ...que me suena complicado o algunas repeticiones en verbos y formas.
    Yo también soy principiante, es una opinión ligera.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis, en cuanto pueda le hago una revision

      Eliminar
  7. Leerte ha sido un festival de placer y disfrute. No, No lo digo por agasajar. Hace tiempo me canse de hacerlo. Lo que digo es la pura verdad.
    Voy buscando nuevos blogs. Quiero, necesito, empezar una nueva etapa de literatura y lectura.
    Tu blog me ha parecido, no solo bueno, sino adecuado para seguir.
    Un abrazo. Me llevo tu link.

    ResponderEliminar