martes, 20 de mayo de 2014

Últimas palabras


Le llamaron analfabeto por sus faltas de ortografía y sin embargo, ganó el primer premio de poesía.

Le llamaron maleducado por dirigirse con un tú en vez de un usted y sin embargo, echaba una mano siempre que podía hacerlo.

Le llamaron vulgar por comer con el tenedor incorrecto, poner los codos en la mesa, usar la izquierda en vez de la diestra, poner el cuchillo en el lado equivocado del plato.

Gamberro por llevar pendiente y tatuaje.

Por esto último no le dieron el trabajo aun siendo el mejor de su promoción.

Desconfiaron en él por su pelo largo, cuando fue el mejor confidente que podía haber tenido en mis peores momentos.

Se sacó la carrera a curso por año, voluntario en varias ONG, gran esposo y mejor padre.

Por llevar camiseta en vez de camisa, le catalogaron como pordiosero. Por llevar sombrero bajo techo, indecente y paleto, persona no digna por expresarse con palabras consideradas malsonantes.

Nunca se metió con nadie, las únicas peleas en las que se vio envuelto fueron para defender a un amigo, no bebía, no fumaba y salía a correr todas las mañanas levantándose antes de que pusieran las calles para aprovechar bien el día. En definitiva siempre ponía a los demás por delante de si mismo.

Murió joven, sin casa, sin alimento, rechazado por una sociedad que no le dio la oportunidad en ningún momento de demostrar su valía.

Las apariencias importan más que la realidad, la educación, mera invención de los hombres distinta en cada lugar y cultura.

La ortografía pasa a comerse el significado de las palabras.

La evolución de una sociedad hacia “algo” en el que lo único que importan son las apariencias.

Te echaremos de menos, espero que dondequiera que estés recibas por fin  lo que te mereces.

21 comentarios:

  1. Que bien escribes
    Escribes intenso
    Desde adentro
    pensando
    Con
    ganas....
    Si comentaras de la misma manera que escribes
    serias un genia

    ResponderEliminar
  2. No sé si es ficción o realidad, pero yo también espero que reciba lo mejor. En todo caso, es una buena crítica a los juicios artificiosos de nuestra llamado buena moral.

    Te felicito por este post, saludos Rendan!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ficción ficción, gracias Beatriz por pasarte por aquí. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Muy bueno tu escrito. Vivimos en una sociedad donde es màs importante la forma que el contenido, la apariencia que la sustancia. En tu texto lo subrayas muy bien y su lectura nos deja una profunda tristeza al verlo en alguien concreto. Te felicito.

    Saludos Rendan,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chusa y bienvenida a este blog me alegra ver caras nuevas. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hermoso!!! Muchas felicidades! Dicen: Que de la manera que te ven te tratan, pero es triste, ya que pulula bien vestida y perfumada la hipocresía de una falsa sociedad.Un abrazo, y con tu permiso me quedo rentando un espacio en tu lindo blog! Bonito dia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar tu tiempo con este principiante, un abrazo compañera.

      Eliminar
  5. Magnifica entrada!!! Tienes un maravilloso blog, con mucho encanto.
    Saludos y felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, poco a poco esto va teniendo forma, pero solo es el principio. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Por qué? Por qué ha de ser así. Menos mal que hay algunos pocos que miran sin prejuicios, que no juzgan por defecto.

    Salud a tu pensamiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo compañero, por qué. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Muy fuerte pero muy cierto! Cuántos juicios de valor hacemos simplemente por dejarnos llevar por las apariencias? Muy buen texto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no solo por las apariencias compañera, sino también por hacer ciertas cosas sin importancia a las que se la damos.

      Eliminar
  8. Es cierto. En el mundo hay muchos como él, viven y dejan vivir. Pero como no siguen el patrón de aborregamiento que la sociedad dispone para la mayoría, esta los teme y se ensaña con ellos; los persigue y trata de amoldarlos a su gusto. Cosa que en estos hombres y mujeres tenaces, de ideas liberales e innovadoras, es muy difícil que suceda...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y precisamente por no ceder, pagan con las consecuencias, triste pero real como la vida misma.

      Eliminar
  9. Muy bueno ,, estoy conociendo tu blog, gracias por visitarme. beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos hemos conocido mutuamente compañera, seguimos en contacto. Gracias por pasarte, un abrazo.

      Eliminar
  10. Curioseando y sorprendida gratamente, sabes que y como decirlo.
    Hablas claro y con verdades... un placer.

    Besos muchos ♥

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verte comentar en tres escritos me ha alegrado el día me gustaría pasarme por tu blog si es que tienes pero no lo encuentro y agradecería que me lo dijeras. Un abrazo compañera.

      Eliminar